domingo, 14 de enero de 2018

La Renata, again.

Por estos día lejos la mejor noticia ha sido que nuestro querido Veneno fue dado de alta, después de dos meses y medio de estar hospitalizado ( por momentos grave)
Se ha comunicado con mensajes de voz y escritos y se le escucha extraordinariamente bien, muy optimista y con toda la fuerza de seguir su recuperación, pero ya en la casa de la Carla que ha sido un tremendo soporte.
Esperamos más temprano que tarde, tenerlo de vuelta!
En el planeta Cualtaco no hubo mucho entusismo esta semana. No hubo pizza el miércoles ni había paseo programado hasta el viernes.
Este fin de semana estaba más que propicio para salir porque estaría nublado y templado.
Finalmente nos pusimos de acuerdo para juntarnos en Vilola a las 10:30 y decidir in situ donde nos llevaría el destino.
Los únicos confirmados eran Vigilante y Camarón con la Marcella.
A la bomba llegaron el Topo y Spoiler.


Spoiler iba a Maitencillo, así que una alternativa era ir al Caballo de Palo, en cuyo caso, podía sumarse  al paseo completo.
El Topo prefería algo más cerca porque tenía que volver temprano. Después de una corta deliberación, decidimos ir a La Renata en Limache, y Spoiler nos acompañaría hasta allá y seguiría a Maitencillo.
Como era temprano, en vez de irnos directo aTil Til y La Dormida, nos iríamos por Rungue y Caleu hasta empalmar con la cuesta. Y fue lo mejor. El camino es precioso!!
El día estaba exquisito. Nublado, pero no frío. La temperatura perfecta.
Muy buen grupo, con el fiato de los que ya nos conocemos por años.
Ibamos por Los Libertadores, poco más allá del peaje, cuando vemos un caballo desbocado en la calzada contraria, y un camión atravesado, con unos cabros tratando de atraparlo. Heavy!!


Salimos en Quilapilún que por milagro no estaba tomado por ciclistas ni runners.
El camino rico, con muy poco tráfico.
En vez de salir a Til Til, tomamos la 5 Norte para salir en Rungue, poco más adelante.
Fue muy poco rato el que anduvimos en la autopista, pero bastó para darnos cuenta que estaba demasiado transitada, se hacía desagradable el flujo vehicular que, como he comentado antes, no concentra los mejores conductores precisamente, en esta época veraniega.
Salimos a Rungue, poblado rural, que según Wikipedia tiene 800 habitantes. Antes se encontraba a orillas del embalse homónimo, donde un par de veces fui a hacer windsurf, con muy buen viento.
Hoy casi seco, reducido a su más mínima expresión.

Varios pasamos susto cuando cruzamos uno de los puentes de madera, porque al final faltaba un tablón y la rueda de la moto inevitablemete se caía y se trancaba con el tablón que si estaba. Y pegado a eso la juntura con el pavimento estaba super mala con una especie de solevantamiento con el que se chocaba, cuando ya venía la rueda trancada.
Pero fue solo el susto.


Seguimos por el long and winding road hacia Caleu y de ahí a La Dormida. 
Ese camino simplemente me encanta! Es precioso, lleno de parajes que parecen postal, con guardarrails únicos, que o son o parecen de madera, y con tramos tan estrechos que solo cabe un auto. Y sin berma


Cada tanto hay alguna casa en las laderas de algún cerro. 
Hartas cabras en el camino, pero en los cerros, sin representar un peligro.
Lo que si fue un peligro fue que dos vacas se resbalaron en un montículo al lado del camino, cayeron al pavimento y cruzaron al otro lado, justo cuando Camarón iba pasando. Creo que al advertir lo que iba a pasar, aceleró para pasar antes que las vacas le cayeran encima! 
Los demás vimos las vacas ya cruzando y alcanzamos a disminuir la velocidad.


Seguimos por el sinuoso camino, casi sin toparnos con nadie. La excepción fue una camioneta parada en una curva, con el conductor dirigiendo el tránsito y el otro sacando fotos a algo con una megacámara.



Me llamó la atención la señalética advirtiendo el camino deteriorado y desniveles en la calzada. Pero no vi nada de eso.
Con Spoiler nos quedamos un poco atrás. Por un segundo pensé que íbamos por el camino equivocado, pero no. Llegamos a La Dormida, ahi nos esperaban los otros.

Justo cuando entramos a La Dormida, dos BMW nos adelantaron, raudas.

 Arriba, en la cima, antes de empezar la bajada, cola por banderero cuek!
Los dos motoristas de las BMW siguieron sin detenerse,  adelantando la cola. Lo mismo hicieron Camarón, el Topo y Vigilante. A mí me falta esa actitud de determinación y asertividad, y me sobra eso de esperar tu turno en la fila, como para adelantar y quedar primero en la cola del banderero.
Yo al final de la cola
Spoiler me acompañó un rato al final de la cola pero también se fue para adelante. Así que lo seguí.

Ahí nos encontramos con los motoristas incógnitos, y oh sorpresa!! era Corchito!! en su R1150. 
Iba con un amigo a Maitencillo, asi que Spoiler ya tenía compañía para seguir a su destino.


Corchito!!

Seguimos juntos, en una columna de 7 motos hasta La Renata donde nos despedimos.







Llegamos antes de la 1 y nos acomodamos en una mesa en el pasto.

Nos atendió un mozo muy amable y muy atento, llamado Victor. 
Camarón le preguntó de donde era... de Venezuela. Con una historia dura, como la mayoría de los que tiene que pasar por el trance de abandonar su país.
El es un contador, tenía una empresa de importaciones de insumos médicoquirúrgicos. Se vino a Chile con su mujer y su hija, dejando al resto de su familia allá. Participó en las manifestaciones contra Maduro en 2017, lo tomaron preso ilegalmente, sufrió maltrato, le incautaron toda su mercadería y después de eso decidió venirse.
Nunca pensó trabajar de garzón en la vida, nos contó. Pero cuando es necesario cambias el chip y haces lo que sea para salir adelante. 
No pierde la esperanza de que las cosas cambien  y poder volver a su país.
El dia estaba exquisito, nada de calor. Pedimos la comida y las bebidas. La Marcella se pidió un pisco sour. El pan amasado con pebre estaba delicioso! Como es habitual, no nos paró la lengua (por lo menos hasta que llegó la comida) abordando múltiples tópicos, desde la contingencia nacional, la venida del Papa, el cambio de gobierno, los inmigrantes, el futuro, la brecha generacional, las páginas de citas, en fin,  la vida misma. 
Cada uno opinaba desde su particular punto de vista, algunos muy peculiares jajajajaja. 
Era muy gracioso también escucharnos diciendo "cuando yo sea viejo (a)" si ya somos todos viejos! jajajajaja.




En eso estábamos cuando la Marcella dio vuelta su pisco sour enterito. Obligada a pedir otro, jajajajaja. En Marzo, despues de las vacaciones tenemos que ir al Cesar de Papudo, donde el pisco sour aparte de rico es con refill.
Llegaron las entradas que como se sabe, son un cerro de ensalada más la entrada elegida. Las prietas fueron la estrella del almuerzo. Son realmente buenas!!

Como el Topo tenía una deadline para volver, puse el temporizador de mi teléfono con una alarma a la hora de la partida jajajajaja.

Hubo un poco de atraso con los segundos platos. El Topo ni corto ni vergonzoso, al ver pasar a Victor, le dice a grito pelado: "ya poh Victor! estamos esperando el segundo!" o algo así.
 Toda la gente de las mesas cercanas lo escucharon y se quedaron OH! jajajajajaja
Sabían que en Caleu hay un funicular? que es más o menos famoso?( para mi es un teleférico, pero le dicen funicular). 
La Marcella sabía y trató de sacarle una foto cuando lo vio en el camino. Ella ha recorrido esos cerros por la tierra y los conoce bien.
Es propiedad de Entel y solo se usa para el mantenimiento de las torres de telecomunicaciones que coronan el cerro El Roble. 

Antes que sonara la alarma del temporizador, ya habíamos terminado, y decidimos volver. 
En el estacionamiento había dos mujeres como de nuestra edad, admirando las motos. Es muy raro eso. Varias motos grandes estacionadas, llaman la atención de todos, todo el mundo las encuentra lindas, aunque ni siquiera les gusten las motos en general. Pero producen una atracción y admiración irresistibles.
La Marcella les pidió que nos sacaran una foto. Una salió buena. La otra sin cabeza, como el paseo anterior jajajajaja.

Partimos de vuelta, pensando en parar en la Copec nueva de Til Til. 
La vuelta por La Dormida exquisita. Sin tráfico casi, y el poco que había, de fácil adelantamiento.
La disfrutamos sin duda.










En la Copec echamos bencina. Por supuesto que muchos de los empleados son extranjeros, y por lo mismo hay un instructivo escrito para que memoricen las preguntas que hay que hacer y cómo hacerlas. Buena!

Seguimos camino a Santiago, muy expedito.
Supongo que Topito habrá llegado a buena hora para irse después a su compromiso social.
Las fotos son de la Marcella que me ha ahorrado la pega de ir con la gopro. El problema es que ellos no salen nunca asi que retomaré la práctica de las fotos en el camino.
Más tarde llegó un whatsapp de Spoiler contando que se había demorado un montón hasta Maitencillo. Fue una buena idea no ir hasta allá.
Espero que se no falten los paseos de fin de semana durante el verano, hasta que llegue la fecha en que nos vamos a Foz de Iguazu!
Buena semana a todos!